EL RENACIMIENTO INDUMENTARIA

EL RENACIMIENTO INDUMENTARIA post thumbnail image

Contexto histórico

Renacimiento es el nombre dado al amplio movimiento de revitalización cultural que se produjo en Europa Occidental en los siglos XV y XVI. El Renacimiento planteó una nueva forma de ver el mundo y al ser humano, y despertó el interés por las artes, la política y las ciencias. Se retomaron los valores formales y espirituales de la cultura clásica (Antigua Grecia), poniendo fin al estancamiento causado por la mentalidad dogmática de la Edad Media.

La Indumentaria

Durante el Renacimiento el individuo comenzó a tener más conciencia de la moda, no solamente las clases más acomodadas sino también la próspera clase media. Entre las innovaciones renacentistas en la indumentaria destacan:

La gorguera: elemento que llegó a hacerse imprescindible, usado por ambos sexos y que resultó de fruncir con un cordón el escote de la camisa dando la apariencia de un volante. Los frunces cada vez se plegaban más y más, de manera que sobresalían mucho y agobiaban por su altura. Se llegaron hacer de gasa y con bordados de encaje. A medida que el siglo avanzó, las gorgueras se hicieron cada vez mayores y se convirtieron en un símbolo d privilegio aristocrático.

En Europa (salvo en España, donde reinaba un estilo discreto), las mujeres explotaron sus encantos femeninos a través de la ropa, por medio del escote y del «compromiso Isabelino», que consistía en abrir la gorguera por la parte delantera y elevarla por detrás de la cabeza con unas estructuras de gasa en forma de alas para acentuar el escote.

Caracterización de Cate Blanchert para la película Elizabeth.

Foto: Historia del traje

Las cuchilladas: rasgaduras en la tela de las prendas a través de las cuales se sacaba el forro. Fue un tipo de adorno adoptado por hombres, mujeres y niños, que llevaban rasgadas la ropa e incluso los zapatos.

Un recurso constructivo corriente durante el renacimiento fueron las cuchilladas: aberturas en el textil principal que dejaban ver los géneros que se vestían por debajo. Llegaron a ser una moda en toda Europa.

https://historiadeltraje.com/tag/cuchilladas/

Con la función inicial de cerrar o ajustar prendas o partes de ellas, eran confeccionadas por el gremio de agujeteros desde la Edad Media y el Renacimiento y pronto fueron consideradas como joyas, al elaborar sus puntas (herretes o ferretes) con materiales preciosos tales como plata u oro. Durante el siglo XVI estas cintas y sus ferretes eran consideradas joyas dignas de incluirse en los inventarios reales.

https://vestuarioescenico.wordpress.com

Con la aparición del traje corto y ajustado para el hombre en los siglos XIV y XV, una de las funciones que cumplieron las ‘agujetas’ era sujetar las calzas al jubón. Posteriormente, con la moda del Gótico tardío y Renacimiento, la fantasía y variedad de las mangas, permitía el uso de mangas falsas y acuchilladas utilizándose las agujetas para unir y además, adornar el conjunto. Además de utilizar el oro para su elaboración básica, la “agujetas” podían estar cubiertas de diamantes, rubíes o perlas.

vestuarioescenico.wordpress.com

Las agujetas: eran unos cordones o cintas que recuerdan a un sistema de cordones de zapatos y se usaban para sujetar las calzas a la cintura del jubón o bien las mangas desmontables a la sisa del mismo. Se pasaban por los ojetes de ambas prendas y se ataban con pequeños lazos. Aunque su cometido meramente funcional, la clase alta las llevaba con motivos decorativos, que hacían el vestido más suntuoso y ornamental.

Las mangas: eran desmontables y constituían un método asequible para cambiar el aspecto de una prenda. Podían ser dobles, una muy estrecha que podía ir sujeta al interior y a la otra más amplia. Con el tiempo se hicieron muy anchas.

Las pieles de animales: eran de uso corriente en las indumentarias masculinas y femeninas. Las favoritas eran las de lince y lobo.

Deja un comentario

Post Top